Saltar al contenido

Relajémonos y seamos felices

octubre 3, 2013
Felicidad y Alegría

Para tener una vida feliz y plena, no “deberíamos” preocuparnos.  Pero lo hacemos, seguro que nos anticipamos a lo que pasará y esto  no nos deja disfrutar el presente, ni nos deja vivir tranquilos.

Cambiemos solo aquello que podamos cambiarRelajémonos y seamos felices

Vamos a relajarnos un poco.

Hagamos una respiración lenta y profunda, llenamos el estómago, después los pulmones, paramos un momento y soltamos el aire con  naturalidad. Repetimos esta respiración varias veces, muy lenta y profunda, hasta que notemos que recuperamos la calma y estamos  más tranquilos. Podemos hacerlo tantas veces cuanto queramos durante el día y más cuando nos sintamos “desbordados”.

Intentemos mantener el equilibrio interior, procuremos estar contentos y positivos. Si tenemos pensamientos o emociones negativas y esto nos causa, agresividad, irritación o rabia:

  • Pensemos en algo agradable que nos haya pasado y sonriamos, aunque nos cueste, nos sentiremos mucho  mejor.
  • Podemos pensar, puedo calmarme cuando lo necesito, controlo mi vida y mis emociones.

Si es necesario, apartémonos del lugar y relajémonos a solas.

De nosotros depende el cambio y las ganas que pongamos en el empeño nos harán ver y vivir la vida de una manera diferente y satisfactoria.

Las afirmaciones positivas, dan resultado, nos llevaran a actitudes positivas.

Creamos nuestra vida con los pensamientos. 

La vida es limitada y el tiempo es corto e irrecuperable.

Debemos organizar y a planificar el tiempo para no desaprovecharlo, para ello no vamos a preocuparnos ni estresarnos por la falta del mismo. Dejemos de preocuparnos por aquello que nunca vamos a poder cambiar.

Tenemos que ser flexibles en la forma de pensar y contemplar todas las opciones.

Organicemos y facilitemos la vida

  • Ordenemos nuestro entorno
  • Busquemos la sencillez y las cosas prácticas, olvidemos el consumismo
  • Reduzcamos la dependencia de la televisión, el coche particular
  • Compremos con cordura y cosas que sean útiles
  • Comamos más productos integrales y naturales
  • Bebamos suficiente agua natural
  • Aprendamos a decir No
  • No queramos cambiar a los demás, ni complacer a todos, menos a nosotros mismos
  • Intentemos hacer aquello que realmente nos gusta

Algunos de estos cambios son más asumibles que otros, pero vamos a poner nuestro empeño en conseguirlo.

Simplificar la vida es hacer que nuestras actividades, casen  con lo que queremos, desearlo fuertemente nos ayudará a conseguirlo.

La visualización, consiste en imaginar escenas en la que estamos tranquilos, donde liberamos las tensiones para calmar el estrés.

Hagamos un ejercicio de visualización:

Cerramos los ojos y dejamos que se marchen las preocupaciones. Imaginamos que estamos en un lugar tranquilo y real, donde podamos ver, oír, oler y sentir, estas sensaciones harán que sintamos  que estamos en ese lugar, conseguiremos que tanto el cuerpo como la mente descansen de los pensamientos negativos que tenemos y nos sentiremos muy reconfortados

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies