Dejar las cosas negativas que nos ocurrieron en el pasado es lo más sano para cada uno de nosotros, ya que recordarlo siempre nos hace daño y afecta nuestro estado de ánimo. Lo importante es sacar una enseñanza de ello y como mencionas tamizar lo bueno de nuestro asado para seguir adelante y vivir tranquilos y sin rencores. La vida continúa hagámosla amena en lo posible con nuestro seres queridos que nos estiman.

Responder