Elegir los Alimentos correctamente para comer bien

Como elegir los alimentosTodo lo que comemos se refleja  en nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo está formado principalmente por agua, grasa y músculo. La proporción de cada una de estas partes es diferente en cada persona  y depende mucho de la alimentación y la actividad que cada uno realiza.

Se ha hablado mucho sobre la importancia de una dieta ordenada y equilibrada que aporte las grasas, los carbohidratos, las proteínas y todo lo necesario en su justa medida para una adecuada nutrición.

Los  carbohidratos y grasas que el cuerpo no gasta, se acumulan en forma de grasa. Mientras que  las proteínas no se quedan en el cuerpo más que un tiempo limitado. Una persona obesa, está mal alimentada.

No es el estómago quien come, sino las células. Estas se nutren, renuevan y trabajan con los alimentos que absorben. Una célula mal alimentada, es una célula débil, que no puede efectuar correctamente sus funciones y esto provoca un desgaste anticipado.

Las hormonas son las que causan los antojos, son los mensajeros químicos que intervienen en cómo nos sentimos, en lo que queremos y como nuestro cuerpo acumula grasas, entre otras cosas.

Cuando el estómago está vacío, secreta una hormona, que además tiene relación con la hormona del crecimiento, que es una de las causantes del hambre.

Una buena masticación de los alimentos permite llevar los nutrientes de forma más eficaz hacia la corriente sanguínea, lo que afecta a la secreción hormonal del intestino y a los procesos digestivos y de absorción.

Se ha demostrado que masticar más, hace que comamos menos y  mejore la digestión.

La mayoría de dietas lo recomiendan y es algo lógico, ya que al masticar más, se come más despacio y la persona se sienta harta y satisfecha con menos comida.

Nuestro cuerpo quiere estar sano y en forma, pero normalmente somos nosotros quienes se lo impedimos. El cuerpo no quiere tener acumulaciones innecesarias de grasa, soportar un peso excesivo ni saturarse de toxinas coleccionadas a lo largo de años de mala alimentación  y de dietas perjudiciales que sólo le suponen desgaste, enfermedades y deterioro. Pero él tiene que jugar con los nutrientes que le damos, y lucha para sobrevivir aun cuando estos nutrientes son deficientes. En cuanto comencemos a nutrirnos correctamente, el organismo reaccionará agradeciéndonoslo con salud y bienestar.

Como es una mala Alimentación

El exceso de alimentos en nuestra sociedad de consumo hace que no le demos importancia a la comida y esto desemboca también en un exceso de ingesta de alimentos, no controlada y como mucho ya haremos dieta.

Si los alimentos no son los adecuados, el organismo debe reajustarse para seguir funcionando. Por esta razón, podemos afirmar que somos lo que comemos y aunque parezca increíble, si nos alimentamos bien estaremos sanos y en forma  toda la vida.

Podemos alimentarnos mal por 2 causas:

Por exceso en nuestra dieta habitual y no cumple su función y lo único que hace es saturar el cuerpo de toxinas y calorías que se acumulan como grasas.

Por defecto, comer es imprescindible. Por ejemplo, es mejor comer un filete y después un panecillo de chocolate que comer sólo el panecillo y además engorda menos, ya que las proteínas de la carne aumentan el metabolismo y queman grasas y azúcares del bollo. El panecillo solo, se transformaría directamente en grasas de reserva.

La alimentación a de cubrir las necesidades de nutrientes a nivel celular y no del estómago, ya que aunque nos sintamos saciados después de comer, no debemos olvidar que son las células las que deben incorporar los nutrientes que necesitan.

Una mala alimentación provoca cambios de carácter, algo muy frecuente con las dietas incorrectas, así como induce a estados depresivos, lo que ocurre cuando el sistema nervioso central no recibe los nutrientes para su funcionamiento normal.

La rutina provoca hábitos nocivos.

Como realizar una Alimentación correcta

Si la alimentación es correcta no debe dejarnos con sensación de hambre y si debemos notar que aumenta la vitalidad.

Los alimentos por sí solos no son la medicina que lo cura todo, pero sí  que un cambio en la alimentación es necesario para corregir desequilibrios.

Los alimentos deben ser naturales, integrales y frescos, cuanto más natural más alto es su valor alimenticio.

Deberíamos comer al menos el 60 % de los alimentos crudos y no porque tengan más sabor, sino porque son más beneficiosos, además aportan más vitaminas, minerales y fibra.

Debemos comer seis vegetales, dos frutas, un almidón y una proteína, cada día. Las verduras contienen mucha fibra y minerales. Las frutas tienen azúcar natural y vitaminas.

Las comidas deben seguir la proporción de un 80% de alcalinos y un 20% de ácidos. El 80% de los nutrientes en la sangre son alcalinos y el 20% ácidos. Para conservar el paralelismo en la sangre, debemos comer, seis verduras y dos frutas que forman ese 80% de alcalinidad y una proteína y un almidón aportan el 20% de acidez.

Cambiemos los azúcares, proteínas, almidones, verduras y frutas de una comida a otra y de un día para otro, ya cada órgano necesita un elemento químico más que otros para conservarse sano.

Comamos con moderación, las personas que han llegado a edades avanzadas pesaban lo mismo que cuando eran jóvenes.

Separemos los almidones y las proteínas, comámoslos en diferentes comidas, no porque sean incompatibles, sino porque así podremos comer más frutas y verduras en cada comida. 

Vigilemos el agua que bebemos, muchos de los sistemas públicos de agua tienen un alto contenido de sustancias químicas.

Evitemos  comer en exceso, ya que puede provocar indigestión, inflamación o acidez.
 
No prescindamos de los alimentos importantes, la salud depende tanto de lo que no comemos como por lo que comemos.

La digestión comienza antes de que empecemos a comer. La saliva se prepara para iniciar la digestión, que puede durar hasta 20 horas después de haber comido.

Y dura tanto porque los alimentos, realizan un largo recorrido por todo el aparato digestivo. Donde los alimentos se procesan y el cuerpo coge los que necesita para dar a las células la energía y las sustancias que necesitan para realizar sus funciones.

Para que la comida haga todas estas cosas, tiene que ser engullida en  cantidades pequeñas, para que el cuerpo la pueda absorber y utilizar. He aquí la importancia de la masticación, que es el proceso por el cual despedazamos y molemos los alimentos preparándolos para ser tragarlos.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Natueópata

Tags:, , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading ... Loading ...
10 Comentarios
  • 2012.05.14 01:18, beatriz aliaga dice:

    muy educativo

    • 2012.05.14 21:09, JosepMasdeu Brufal dice:

      Gracias a los que me leeis y expresais vuestra opinión

      • 2012.05.15 07:10, Sally A. dice:

        El agua es primordial para todos nosotros,muchas veces nos olvidamos por el trajín del trabajo, pero nuestro cuerpo lo necesita.

        • 2012.05.15 21:08, JosepMasdeu Brufal dice:

          Pero el cuerpo se encarga de pedírnosla y sino nos avisa, pero muchas veces no escuchamos los avisos de nuestro cuerpo.

        • 2012.05.28 05:30, sallymar dice:

          Exactamente o si lo escuchamos, preferimos darle prioridad a otros temas. Eso es muy cierto, por eso luego el cuerpo nos pasa la factura y contraemos alguna afección u enfermedad.

          • 2012.06.01 23:55, JosepMasdeu Brufal dice:

            Somos lo que comemos, y esto lo dice todo.

          • 2013.01.15 03:09, dayyuu dice:

            gracias estoy asombrada de este producto tan maravilloso, mi problema es de astos y dolor articulares 1 tratamiento de becetazil hasta 2400 después operada de amigdalitis hace 18 meses los baje a 200 nuevamente tratamiento de becetazil la mejoría a sido muy poco los dolores articulares me siguen como debería de tratar el bicarbonato para esta situación siempre los médicos me hablan de una bacteria que no entiendo en q puedes colaborar gracias

            • 2013.01.15 21:00, Josep dice:

              El dolor es difícil de tratar pero no por ello debemos dejar de luchar para conseguir una buena calidad de vida. Prueba en un vaso de agua añadir el zumo de medio limón, le añades una puntita de bicarbonato y otra de cloruro de magnesio o magnesio. Empiezas con 2 tomas al dia media hora antes de las comidas, si lo toleras bien puedes ir añadiendo más zumo de limón y un poco mas de bicarbonato y magnesio, pudiendo llegar a 4 o 5 tomas diarias.

              • 2013.05.03 18:31, maleny dice:

                doctor.buenos dias…cuando me alivie de mi hija ya casi cinco anos..sufro de ansiedad..de repente me desespero mucho medan ganas de llorar. gritar. salir corriendo..me desespero mucho…me siento con dolor de cabeza aveces tambien mareada..nose porque me pasa esto pero me desespero mucho….tambien me gustaria que me ayudara..tengo muy mal aliento me labo los dientes y no tengo ni cinco minutos que me los acabo de lavar cuando ya tengo otra vez el mal aliento doctor meda mucha pena con las personas aveces ni yo misma me aguanto mi mal olor ayudenme por favor doctor ya que yo tengo 34 anos…por favor doctor espero su respuesta..muchas gracias y que pase un buen dia..

                • 2013.05.04 11:49, Josep dice:

                  La depresión es un desorden emocional desagradable que se manifiesta en varios grados
                  Éstos van desde sensaciones de tristeza leve hasta el abatimiento pronunciado. Es causado, por lo general, por las crecientes complejidades y exigencias de la vida profesional y personal moderna.
                  En el caso de la mujer también ocurre debido a fluctuaciones hormonales repentinas como cuando termina la menstruación, se inicia la menopausia, como después de dar a luz o de un aborto espontáneo.
                  Los factores de riesgo asociados a la depresión son:
                  • Historial familiar de depresiones
                  • Viudez
                  • Pérdida de una pareja
                  • Trastorno de la personalidad
                  • Aislamiento
                  • Falta de confianza
                  • Alteraciones de la salud (especialmente en personas de la tercera edad)
                  • Abandono familiar
                  Los principales síntomas de depresión son:
                  • Cansancio
                  • Trastornos del sueño
                  • Preocupación
                  • Llanto, tristeza, melancolía, desesperación
                  • Pérdida de afecto hacia sí mismo y hacia los demás
                  • Sentimiento de fracaso y autodesprecio
                  • Sensación constante de vacío
                  • Sensación de pesimismo
                  • Sentimientos de desamparo
                  • Dificultad para concentrarse
                  • Apetito alterado
                  • Letargo, pereza y apatía
                  • Pérdida de interés en vivir
                  Remedios populares
                  Existen diferentes frutas, verduras y hasta flores que ayudan a mejorar la depresión como son la salvia, geranio, pomelo, jazmín, lavanda, limón, mandarina, naranja, manzanilla, rosa, sándalo. Sin embargo, la sabiduría popular nos refiere que, desde tiempos antiguos, el Ginseng es una de las plantas más utilizadas para curar la depresión.
                  Un remedio natural consiste en comerse dos bananos bien maduros cada día
                  Tomar 1 cucharada de jalea real, colocar debajo de la lengua y esperar que se disuelve
                  Mezclar 7 gotas de esencia de lavanda, 10 gotas de rosa damascena y 5 gotas de neroli azahar o flores de naranjo) y luego agregar 1 cucharada de aceite de jojoba y dar masajes en el plexo solar (abdomen) y a lo largo de la columna vertebral. A esta preparación se le puede añadir 1 cucharada de sal, diluir en una jarra de 1 litro de agua caliente y tomar un baño de, por lo menos, 30 minutos. (Remedio proveniente de la aromaterapia)
                  Tomar 30 gotas, tres veces al día, de extracto de avena. Con este remedio se logrará que se normalice el sistema nervioso, aportando tranquilidad.
                  Tomar dos cucharadas diarias de levadura de cerveza.
                  PARA EL MAL ALIENTO O HALITOSIS
                  Sustancias como la sal, el agua oxigenada, el vinagre y el bicarbonato matan las bacterias que provocan la halitosis.
                  Este padecimiento, también conocido como halitosis, es uno de los más vergonzosos que cualquier persona puede tener. Según los expertos en salud bucal, el 75 por ciento del mal aliento es provocado en la misma boca, así lo pública yahoo.com.
                  Cuida mucho tu higiene bucal. Las enfermedades orales como gingivitis, dentaduras postizas, amígdalas, así como las infecciones respiratorias, en la garganta, en los senos nasales y en los pulmones también pueden causar halitosis.
                  Los padecimientos sistémicos, tales como la diabetes, enfermedades hepáticas, renales y desórdenes gastrointestinales, entre otras, pueden ser factor de riesgo para tener mal aliento.
                  Pero, ¿qué se puede hacer ante este problema? Para poder combatirlo, lo primero que hay que hacer es identificar que lo causa, así se podrá saber qué tratamiento se tiene que implementar para erradicarlo por completo.
                  1. Agua y sal. Después de haber cepillado tus dientes, como sueles hacerlo, disuelve una par de cucharadas de sal en agua tibia; con esta solución haz buches. La sal ayuda a eliminar bacterias y a desinflamar encías, además de que previene la formación de sarro.
                  2. Enjuague bucal “especial”. Este brebaje se prepara con medio litro de agua potable, al que hay que agregarle dos cucharadas de salvia roja, una flor muy utilizada en la medicina tradicional china, se pone a hervir y se tiene que deja reposar por 20 minutos. Después de lavarte los dientes, tienes que utilizar este enjuague bucal “especial”.
                  3. Perejil. De hecho, esta hierba la puedes utilizar de dos formas: la primera consiste en hacer una infusión con agua, varías ramas de perejil y tres piezas de clavo de olor molido. Cuando hayan hervido hay que colar el líquido y hacer buches con el preparado. La segunda es mucho más fácil, ya que sólo tienes que masticar las hojas del perejil crudo, porque las sustancias que posee la hierba ayudan a combatir las bacterias y a mejorar el aliento.
                  4. Especias. Varias especias que normalmente se utilizan para dar mejor sabor a las comidas, también pueden contribuir a eliminar el mal olor, tales como el ya mencionado clavo de olor, el anís o las ramas de canela, las cuales sólo tienes que masticar para que impregnen tu boca con su aroma y sabor.
                  5. Bicarbonato. Es muy conocido que ayuda a tener mejor salud bucal. En un vaso de agua disuelve una cucharada de bicarbonato, con esta solución enjuaga tu boca después de haberla lavado. Ten por seguro que el mal olor se irá y tus dientes lucirán más blancos.
                  6. Menta. Tienes que preparar un brebaje de hojas de menta con agua; el cual tienes que utilizar después de lavarte los dientes. La menta tiene propiedades desinfectantes, además de que te dejan un fresco y agradable aroma en la boca.
                  7. Verduras. Con zanahorias, espinacas y pepino, tendrás el mejor aliento. En una licuadora mezcla estos tres vegetales con un poco de agua. Tienes que tomar un vaso de este elixir, después de cada comida.
                  8. Jugo. Para evitar la halitosis, tienes que el elaborar un jugo con un durazno, el jugo de media toronja, un cuarto de mango, dos ramas de hierbabuena y media taza de agua. Todos los ingredientes se licuan y ¡listo! Esta bebida la tienes que tomar al medio día, tres veces a la semana, durante un mes.
                  9. Agua oxigenada. Compra en la farmacia una botella de agua oxigenada de 10 volúmenes, no más, y utilízala como enjuague bucal, pero que no sea diario. Te ayudará a eliminar bacterias, previene la aparición de sarro y evita problemas de encías.
                  10. Vinagre. Puedes mezclar vinagre de manzana y agua. Esta solución también la puedes utilizar como enjuague. El ácido acético que contiene el vinagre bajará el pH de tu boca matando las bacterias que causa la halitosis.

                Escribir un comentario

                Recibir un email con los siguientes comentarios a esta entrada.

                Recibir un email con cada nuevo post.


                Foro Vida Natural

                Artículos Relacionados