Relajémonos y seamos felices

Para tener una vida feliz y plena, no “deberíamos” preocuparnos.  Pero lo hacemos, seguro que nos anticipamos a lo que pasará y esto  no nos deja disfrutar el presente, ni nos deja vivir tranquilos.

Cambiemos solo aquello que podamos cambiar.Felicidad y Alegría

Vamos a relajarnos un poco.

Hagamos una respiración lenta y profunda, llenamos el estómago, después los pulmones, paramos un momento y soltamos el aire con  naturalidad. Repetimos esta respiración varias veces, muy lenta y profunda, hasta que notemos que recuperamos la calma y estamos  más tranquilos. Podemos hacerlo tantas veces cuanto queramos durante el día y más cuando nos sintamos “desbordados”.

Intentemos mantener el equilibrio interior, procuremos estar contentos y positivos. Si tenemos pensamientos o emociones negativas y esto nos causa, agresividad, irritación o rabia:

  • Pensemos en algo agradable que nos haya pasado y sonriamos, aunque nos cueste, nos sentiremos mucho  mejor.
  • Podemos pensar, puedo calmarme cuando lo necesito, controlo mi vida y mis emociones.

Si es necesario, apartémonos del lugar y relajémonos a solas.

De nosotros depende el cambio y las ganas que pongamos en el empeño nos harán ver y vivir la vida de una manera diferente y satisfactoria.

Las afirmaciones positivas, dan resultado, nos llevaran a actitudes positivas.

Creamos nuestra vida con los pensamientos. 

La vida es limitada y el tiempo es corto e irrecuperable.

Debemos organizar y a planificar el tiempo para no desaprovecharlo, para ello no vamos a preocuparnos ni estresarnos por la falta del mismo. Dejemos de preocuparnos por aquello que nunca vamos a poder cambiar.

Tenemos que ser flexibles en la forma de pensar y contemplar todas las opciones.

Organicemos y facilitemos la vida:

  • Ordenemos nuestro entorno
  • Busquemos la sencillez y las cosas prácticas, olvidemos el consumismo
  • Reduzcamos la dependencia de la televisión, el coche particular
  • Compremos con cordura y cosas que sean útiles
  • Comamos más productos integrales y naturales
  • Bebamos suficiente agua natural
  • Aprendamos a decir No
  • No queramos cambiar a los demás, ni complacer a todos, menos a nosotros mismos
  • Intentemos hacer aquello que realmente nos gusta

Algunos de estos cambios son más asumibles que otros, pero vamos a poner nuestro empeño en conseguirlo.

Simplificar la vida es hacer que nuestras actividades, casen  con lo que queremos, desearlo fuertemente nos ayudará a conseguirlo.

La visualización, consiste en imaginar escenas en la que estamos tranquilos, donde liberamos las tensiones para calmar el estrés.

Hagamos un ejercicio de visualización:

Cerramos los ojos y dejamos que se marchen las preocupaciones. Imaginamos que estamos en un lugar tranquilo y real, donde podamos ver, oír, oler y sentir, estas sensaciones harán que sintamos  que estamos en ese lugar, conseguiremos que tanto el cuerpo como la mente descansen de los pensamientos negativos que tenemos y nos sentiremos muy reconfortados

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
7 Comentarios
  1. octubre 5, 2013
  2. octubre 10, 2013
    • junio 23, 2016
  3. octubre 28, 2013
  4. octubre 30, 2013
  5. junio 16, 2015
    • junio 16, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR