Problemas de nuestra Alimentación

Dedico este nuevo artículo al tema de la alimentación. No digo nada nuevo que no se sepa, pero no por ello voy a dejar de insistir para que vayamos poco a poco tomando conciencia sobre cuáles son los aspectos que debemos ir corrigiendo para que el alimento nuestro de cada día sea lo más correcto, equilibrado y compensado posible para nuestro propio beneficio.

Problemas de nuestra alimentación

Nuestra alimentación sabemos que tiene excesos de grasas saturadas y colesterol, sal, productos refinados como azúcar y harina refinadas, productos elaborados y enlatados con conservantes, contaminantes como fertilizantes, fungicidas y pesticidas, medicinas como antibióticos, hormonas, estimulantes como alcohol, café y nicotina. Asimismo respiramos aire contaminado con  humo de cigarrillo y excesos de CO2, y no masticamos adecuadamente.
Hay plagas que malversan las cosechas, por ello  tenemos que tratarlas con insecticidas y eso inevitablemente  llega a la cadena alimentaria.

Un pollo de los denominados de granja  antes crecía en tres o cuatro meses. Ahora los hacemos crecer en cuatro semanas con hormonas. Además, les dan antibióticos para que no se enfermen. Cuando te comemos ese pollo, los antibióticos y las hormonas aún están activas, no se destruyen con la cocción y pasan a nuestro organismo.

Además, fumamos, tomamos café, alcohol, medicinas y respiramos contaminación. Todo eso afecta nuestro organismo y, como resultado, éste no funciona como debería.

Nuestra alimentación tiene deficiencias y carencias de proteínas, carbohidratos complejos, aceites esenciales, fibra, vitaminas, minerales, oligoelementos y agua.

1.- Los alimentos que más consumimos (carnes, lácteos, huevos), que no por ello son los más adecuados, tienen un contenido bajo de estos nutrientes o no los contienen.

2.- No comemos en cantidad suficiente los alimentos que sí contienen este tipo de nutrientes o no los comemos.

3.- Muchos alimentos tienen un contenido de nutriente menor al que normalmente deberían tener por siembres y cosechas demasiado frecuentes y por el proceso de preparación de los alimentos.

Somos más de 5,000 millones de habitantes en toda la tierra. La producción de alimentos sólo alcanza para una parte limitada de ellos. Por lo tanto, necesitamos producir  más cantidad de alimentos. Antes, con una sola cosecha al año había suficiente alimentos y hasta sobraba, por lo que se almacenaba para el año siguiente. Ahora no sucede así. Hoy tenemos que sembrar la tierra dos, tres veces al año y hacer que estas crezcan lo más rápido posible. No se deja tiempo suficiente para que la tierra recupere sus nutrientes. ¿Qué sucede cuando faltan nutrientes? Las frutas y las legumbres y todo lo que crece en la tierra es más pequeño y más pobre en alimento.

Muchas frutas se recolectan verdes, y de un día para otro la maduramos artificialmente, una fruta que debería madurar en tres, cuatro, cinco días, la maduramos en ocho horas.

Las comidas preparadas carecen de fibra y de nutrientes como las vitaminas. La comida pierde sabor y se le agrega sal, azúcar y grasas. La ponen en latas y le agregan conservantes.

¿Qué tipo de Alimentación necesita la gente hoy?

Una comida completa en nutrientes, equilibrada, limpia, sin pesticidas,”una comida correcta”, rápida, con la que no se pase tanto tiempo masticando. Eso es lo que se obtiene con la nutrición celular.

Todos sabemos que los excesos o las deficiencias causan enfermedades y hasta la muerte.

En realidad el problema no consiste en que la comida común tenga excesos o deficiencias; el problema consiste en que el 98 % de las personas no saben:

1.- Qué nutrientes contienen cada uno de los alimentos que consumen diariamente.
2.- La cantidad de cada uno de esos nutrientes.
3.-Cuáles son los nutrientes que necesita su cuerpo diariamente. Tampoco saben cuántos son y mucho menos la cantidad diaria de cada uno de ellos.

Es decir, si ponemos frente a una persona todos los alimentos que consume diariamente como arroz, legumbres, carne, pollo, pescado, frutas, leche, huevos, etc. Y si le preguntamos qué nutrientes contiene cada uno de esos alimentos, “contestaría que no lo sabe”. Alguna persona mencionaría, quizá, alguno de los nutrientes principales de cada alimento y si entonces le preguntáramos la cantidad exacta de ese nutriente, difícilmente nos lo diría. Saben que el plátano tiene “mucho” potasio, ¿pero mucho con respecto a qué ? ¿A lo que necesitamos diariamente ? ¿O mucho en comparación con otros alimentos ? Si comes un plátano tienes potasio para un mes ? entonces ese mucho cuanto es ? o es mucho para quién? para un niño ? o un adulto ? si no sabemos cuánto necesitamos de potasio exactamente y no sabemos qué cantidad de potasio contiene ese plátano exactamente, “decir mucho o poco no sirve de nada”. Si le preguntamos qué nutrientes necesita su cuerpo todos los días mencionaría de manera general: grasa, aceites esenciales, proteínas, fibra, carbohidratos, agua, oxígeno, vitaminas, minerales. Y es bastante raro que alguien se sepa por lo menos esta lista. Otros incluyen café, cerveza, vino, Coca-cola, etc. porque alegan que sin eso no pueden vivir.

No sabemos qué contiene lo que comemos todos los días. Al no saber esto, entonces es muy fácil cometer errores al comer, porque obviamente no sabemos cuándo comimos nutrientes en exceso y cuándo faltaron. Así es imposible equilibrar nuestra comida y tener una alimentación completa.

Los médicos estudian medicinas y enfermedades, no alimentos. Conocen las enfermedades y sus medicinas, no los alimentos. Saben cómo curar, no como alimentar.

Consejos para mejorar nuestra Alimentación

La base para mantener la salud consiste en: alimentación, ejercicio, descanso, higiene física y ambiental. Todo esto depende de nosotros mismos.

Los que pueden comer carne, leche y huevos creen, de forma equivocada que comen bien. La mayoría de la gente, como siempre, tiene creencias equivocadas, vive como auto-engañada pensando que come bien sólo porque come en abundancia carne, pollo, pescado, leche, quesos, café, huevos, pan,  alguna que otra fruta y, alguna que otra vez, ensaladas. Esa no es una alimentación completa. Eso no significa comer bien.

Los consejos comunes son que para estar bien alimentado tenemos que comer de todo, tener una alimentación lo más variada posible, sin decir qué alimentos ni en qué cantidad. En realidad no se necesita comer de todo, solo se necesita comer los alimentos donde se encuentran los nutrientes con las cantidades que se necesitan todos los días y “aún a pesar de este gran consejo, la mayoría de la gente no varía sus comidas”.

La mayoría dice que come de todo y que sus comidas son lo suficientemente variadas, que consumen frutas y verduras “según sus gustos”, no según sus necesidades.

La verdad es que comer sólo carne, leche, huevos, pan o arroz y pasta no es lo más adecuado. En esos alimentos no se encuentran todos los nutrientes que el organismo necesita todos los días. Es imposible que un solo alimento contenga todos los nutrientes que el cuerpo necesita diariamente.

Casi siempre comemos repetitivamente los mismos alimentos. Otra cuestión es que comemos lo que nos gusta, “no lo que más nos conviene”. La mejor forma de saber si nuestra alimentación es correcta es observar las enfermedades que presentamos. “Hay enfermedades cuya causa específica es la mala alimentación”. Algunas enfermedades que se consideran hereditarias no son sino el simple resultado de lo que comen los padres, que es lo mismo que comen los hijos y lo mismo que comía la mamá desde el embarazo. En consecuencia, la enfermedad que sufren los padres también la sufren los hijos. En eso consiste lo hereditario de la enfermedad.

Buena alimentación significa tener todos los nutrientes que nuestro organismo necesita todos los días en las cantidades necesarias. Si se toman todos en las cantidades recomendadas, automáticamente se equilibran.

Mala alimentación significa tener excesos, deficiencias y carencias de nutrientes en nuestra alimentación.

La desnutrición es un término médico que mide sólo la cantidad de proteínas y calorías que tiene un organismo. El gran error es creer que al tener bien las proteínas y las calorías, todo lo demás está bien. Básicamente miden la nutrición por la cantidad de proteínas y calorías que comen todos los días.

Los componentes de la Nutrición

Proteínas. Necesitamos un aporte diario de proteínas debido al desgaste orgánico constante. Las células y las estructuras celulares están hechas de proteínas. La célula no es más que un recipiente de proteínas relleno de agua donde están disueltos los nutrientes.

Las proteínas están formadas por aminoácidos, que son 22. Nueve de ellos son considerados esenciales porque el organismo no tiene la capacidad de crearlos, así que forzosamente debemos recibirlos con nuestros alimentos. Necesitamos proteínas que contengan todos los aminoácidos esenciales y no esenciales de forma equilibrada. Si alguno de estos falta en la dieta o se encuentra en cantidades insuficientes, provoca que el organismo no pueda formar todas las proteínas que necesitamos a diario. Se recomienda que el 40% de las proteínas que ingerimos sea de origen animal y el 60% de origen vegetal.

Carbohidratos. Los azúcares son importantes ya que nuestra principal fuente de energía proviene de ellos. La comida tiene un exceso de azúcar refinada lo que provoca más hambre y baja la energía de la persona. También provoca una mayor producción de insulina por el páncreas, llegando a forzarlo y dañarlo.

El azúcar aconsejable es la fructosa, que es el azúcar principal de las frutas, de ahí su nombre. Este azúcar no necesita de insulina para entrar a las células y metabolizarse. Es el azúcar ideal para los diabéticos, proporciona suficiente energía y se mantiene en niveles sanguíneos constantes.

Grasa saturada. La grasa es necesaria en nuestro organismo, ayuda a metabolizar algunas vitaminas, a la formación de muchos compuestos como hormonas, genera  energía (aunque no es la fuente principal ni la más fácil de usar) y genera calor.

El exceso de grasa es la causa principal de obesidad e infartos del corazón. Primero se acumula debajo de la piel hasta llenar sus depósitos, después alrededor de los órganos, forzando su función y por último, dentro de los órganos, deteniendo su función.  La mayoría de los infartos del corazón no se produce por el estrés emocional. El estrés hace trabajar más al corazón, pero si este no tiene tapadas las arterias con grasa o arteriosclerosis, puede trabajar más, incluso forzarse sin problemas. En cambio, estrés más arterias tapadas es igual a un infarto seguro.

La grasa saturada se encuentra en los productos animales como: carne de cerdo, leche, queso, yema de huevo, pollo, pescado, embutidos, pasteles, mantequilla, mayonesa.

Fibra: La fibra dietética es la parte de los alimentos que no es digestible y está formada por carbohidratos que no podemos digerir. Generalmente es celulosa. La fibra no es un nutriente, pero es muy necesaria para un buen funcionamiento intestinal y un buen equilibrio en la absorción.

Aceites esenciales o Aceites Vegetales: se llaman esenciales porque el organismo humano no los puede formar, así que hay que ingerirlos con los alimentos. Son importantes porque, junto con la vitamina C, ayudan a la formación de colágeno, sustancia responsable de la elasticidad de todos los tejidos. También ayudan al funcionamiento neuronal y de las células sexuales.

La falta de estos aceites causa várices, hemorroides, hace que la piel se cuelgue como la papada, los brazos, los genitales, etc.

Al tomar estos aceites,  todos los tejidos empiezan a recuperar su elasticidad normal y eso incluye a la piel y a todos los demás tejidos. Conforme se pierde peso, la piel se va ajustando al cuerpo. Es decir, no cuelga flácida. Gente con problemas de visión empieza a ver mejor, porque los tejidos de sus ojos al mejorar, recuperan su elasticidad. Gente con problemas de circulación, con hemorroides y várices en las piernas, empieza a mejorar, porque las venas que antes estaban flácidas, recuperan su elasticidad.

Vitaminas:
 las vitaminas son parte esencial de una buena nutrición, pero a diferencia de la creencia popular, no constituyen por sí solas toda la nutrición. Necesitamos un aporte diario de vitaminas, porque así como las proteínas, las vitaminas son parte estructural de todas las células del organismo, aunque algunas necesitan más que otras. La mayor parte de las vitaminas no se puede almacenar en nuestro cuerpo y, si no se utilizan, se pierden fácilmente por la orina y sudor.

Minerales. Son nutrientes importantes que debemos ingerir diariamente, ya que son esenciales para la vida. También forman parte de la estructura de la célula, ya que sirven para formar muchos compuestos e intervienen en muchas reacciones químicas del organismo.

El único mineral que la comida tiene en exceso es la sal. El exceso de sal causa retención de líquidos, aumento de presión arterial, deshidrata las células del intestino; pero los demás minerales faltan en grandes cantidades en nuestra alimentación.

Oligoelementos. Son minerales que se necesitan en cantidades muy pequeñitas y que también se deben ingerir todos los días. En la comida hay deficiencias y carencias de muchos oligoelementos. Por ejemplo el cromo; este nutriente ayuda al metabolismo de la glucosa y ayuda bastante a los diabéticos.  Mucha gente ha sido diagnosticada como diabética por tener intolerancia a la glucosa y la causa no era un problema de insulinam sino deficiencia de Cromo; cuando obtienen el cromo faltante en sus alimentos, se corrige la enfermedad. Y eso sucede todos los días con muchísimas enfermedades.

Factores botánicos (hierbas). Son hierbas o plantas que crecen en diferentes partes del mundo y que, en conjunto, ayudan a la limpieza natural del intestino y del organismo.

Muchos de los nutrientes básicos, sobre todo los factores botánicos que necesitamos para vivir, no se encuentran en todas partes del mundo y algunos sólo se encuentran en determinadas regiones. Es difícil, casi imposible, encontrar todos los nutrientes en una sola región geográfica. Es decir, hay nutrientes que sólo se encuentran en plantas o frutas que crecen en determinadas áreas del mundo de acuerdo a la altitud o zona geográfica.

Algunos nutrientes se obtienen de las plantas directamente por los animales. Ellos los metabolizan y cuando el hombre come al animal, obtiene los nutrientes, pero si los nutrientes no crecen en la región del mundo donde vives, nunca los obtendrás y siempre carecerás de ellos.

Tags:, , , , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...Loading...
4 Comentarios
  • 2012.03.13 04:40, clarinda dice:

    Es muy difícil alimentarnos sanamente cuando se lleva una vida ajetreada en donde no hay mucho tiempo para cocinar, lo preocupante aqui es que efectivamente estamos mal alimentados y más propensos a terribles enfermedades por consumir azucares refinadas y químicos incluidos en las comidas rápidas. Creo que debemos hacer un esfuerzo por llevar una dieta adecuada y conservar nuestra salud

    • 2012.03.17 11:00, JosepMasdeu Brufal dice:

      Desgraciadamente, a veces aunque intentemos comer alimentos que consideramos naturales, tienen pocas condiciones de naturales ya que hay muchos factores que los pueden distorsionar y no solo por adulteración, sino debido al tiempo de almacenamiento y otros que les afectan directamente.

    • 2012.09.14 21:21, adriana dice:

      hola te queria preguntar por que los nutrientes crecen dentro de un cuerpo

      • 2012.09.15 13:18, Josep Masdeu Brufal dice:

        Los nutrientes son necesarios para mantener nuestro cuero en funcionamiento, crecimiento y buen estado, si ellos moriríamos al no tener el alimento que los mantiene.

        Escribir un comentario