Probióticos, para mantenernos sanos

Seguramente hemos oído hablar de los probióticos y sus beneficios para la salud, en especial en relación con el sistema digestivo, también pueden tener un efecto eficaz en ayudar a combatir las infecciones.

Os voy a hablar de estos microorganismos y cuáles son los efectos que tienen sobre nuestro cuerpo.

Efectos de los Microorganismos en nuestro cuerpo

No todas las bacterias son malas. En nuestro cuerpo viven muchas bacterias que son necesarias para que ciertas funciones del cuerpo se realicen correctamente.

El colon es uno de los órganos metabólicamente más activos que tenemos y ejerce un papel primordial en la nutrición y en la salud. Entre los distintos componentes de la microflora del colon, algunas bacterias como, bifidobacterias y lactobacilos,  impiden el crecimiento de otras que son nocivas para la salud  y por ello, interesa mejorar el desarrollo de las que son beneficiosas, disminuyendo así el crecimiento de las potencialmente patógenas.

Probióticos

Estos microorganismos vivos, bacterias, hongos etc., administrados en cantidad y formas adecuadas son buenas para la salud, ayudando a reducir el riesgo de diarrea, evitar el estreñimiento y mejorar el sistema de defensas del cuerpo.

Aunque su consumo no es imprescindible, ayudan a mejorar nuestra salud y a defendernos de las bacterias que sí son dañinas.

Hay una gran variedad de productos que contienen probióticos. Aunque el yogur es el más conocido, también están en “algunos” quesos y productos lácteos, algunos jugos de frutas y productos de soja. También se pueden encontrar como suplementos en tiendas especializadas.

Para consumirlos debemos consultar las etiquetas, teniendo en cuenta que más cantidad no significa mejor calidad.

No debemos confundir los probióticos con los prebióticos. Los primeros son microorganismos  que estimulan la llamada flora bacteriana, mientras que los prebióticos son ingredientes alimenticios no digeribles que estimulan el desarrollo y/o la actividad de los microorganismos que tenemos en el cuerpo, especialmente las bacterias útiles.

Juntos forman una relación entre organismos beneficiosa para ambos y constituyen una buena combinación que podría ayudar a tratar la diarrea, prevenir, tratar y acelerar el tratamiento de ciertas infecciones y prevenir o reducir la severidad de la fiebre y los resfriados.

Si no los has consumido hasta ahora, prueba a hacerlo durante al menos quince días hasta notar algún efecto. Si tienes dudas o estás pensando en comprar suplementos, es conveniente que antes lo consultes con un profesional de la salud para que te asesore bien.

Recuerda que los probióticos contienen bacterias y microorganismos vivos y pueden tener algunas contraindicaciones, en algunos casos pueden causar infecciones. Por ejemplo, en personas que tengan el sistema inmunológico afectado, quienes estén muy enfermos o a los que les ha quitado una parte del intestino. Algunas personas con intolerancia a la leche o a sus derivados, o con alergia a algunos hongos pueden tener intolerancia a los probióticos. También es importante consultar a un profesional si estás embarazada o piensas estarlo.

La flora bacteriana intestinal está formada por millones de bacterias que se expanden en el interior del intestino grueso, fermentando diferentes sustancias que son beneficiosas para la salud. Estas bacterias intervienen en el desarrollo normal del sistema inmunitario y en la regulación de la respuesta del organismo ante los microorganismos perjudiciales para la salud.

La flora intestinal interviene en la digestión y movimientos del tubo digestivo así como en la producción de algunas vitaminas y enzimas digestivos.

Para reequilibrar la flora intestinal, además de luchar contra las bacterias nocivas, es necesario utilizar prebióticos y probióticos para repoblar el sistema digestivo de bacterias beneficiosas.

Plantas Medicinales y Flora intestinal

Canela

Una planta muy interesante para eliminar microorganismos patógenos es la canela, ya que contiene aceites esenciales y ciertos  componentes que tienen importantes propiedades antifúngicas. También tienen una potente actividad antibacteriana, sin que estas propiedades afecten a las bacterias intestinales beneficiosas.

Hojas de Olivo

La hoja de olivo también se utiliza para el tratamiento tópico de heridas e infecciones ya que posee un efecto antimicrobiano, frente a bacterias como a hongos.

Semillas de Hinojo

Las semillas de hinojo es utilizado habitualmente para la indigestión. En su aceite contiene sustancias capaces de impedir los espasmos intestinales y que contribuyen a su efecto eliminador de gases.

Cardamomo

Otra planta  con esos mismos efectos, además de digestiva es el cardamomo, cuyo aceite es rico en aceites esenciales que ayuda a combatir la halitosis.

Salud intestinal y Bienestar general

Hay una estrecha relación entre las alergias respiratorias y las intestinales. Muchas de las personas con alergias respiratorias suelen presentar también algún tipo de alergia alimentaria y se ha observado que la mejora de las digestiones con  dietas hipoalergénicas puede disminuir las respuestas alérgicas respiratorias.

Los probióticos ayudan a mejorar los procesos digestivos, disminuyendo la absorción de alérgicos alimenticios y/o modificando la respuesta del sistema inmune frente a los mismos.

La conexión entre el intestino y el cerebro puede conducir a la reducción del estrés, como reflejan diferentes estudios en los que se ha visto que los suplementos con probióticos tienen efectos psicológicos beneficiosos, como la disminución de la ansiedad.

Los efectos beneficiosos de los probióticos en estados de ansiedad y depresión se deben a la destrucción  de los elementos intestinales nocivos y la comunicación con el sistema nervioso central a través de las fibras sensitivas vagales.

Una vez más se demuestra la relación directa entre un intestino sano y el bienestar general. Un intestino enfermo es motivo de muchos desarreglos a nivel general.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
13 Comentarios
  1. diciembre 5, 2011
    • diciembre 7, 2011
  2. diciembre 5, 2011
    • diciembre 7, 2011
  3. abril 20, 2012
  4. abril 21, 2012
  5. junio 3, 2013
  6. junio 4, 2013
  7. mayo 23, 2014
  8. mayo 23, 2014
  9. diciembre 5, 2014
    • diciembre 5, 2014
      • julio 9, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR