Masaje Erótico, más que Placer

El masaje erótico es la forma ideal de compartir una velada íntima con tu pareja. Es un poema de amor hecho movimiento a través del tacto. Hay muchas formas de preparar un excitante masaje y atreverte a experimentar todo un mundo sensorial.

La base primordial es el amor. Por supuesto, debe existir cierto encanto entre quienes lo reciben y quien lo ofrece.Masaje erótico

Sabemos que en el sexo como en el amor, no existen fórmulas ni recetas mágicas que conduzcan al éxito que pretendemos alcanzar. Pero sí podemos explorar y entrar en un mundo de sensaciones eróticas nuevas y más intensas, partiendo de la base de que conocemos un mínimo de preámbulos que harán de ese momento una experiencia positiva, tanto sexual como sensorialmente.

El masaje erótico no es sólo “atender” las partes sexuales de la pareja sino que también se “atienden” los sentidos. Su finalidad principal es la de incitar satisfacción y estimular la pasión. La suave caricia de la piel despierta la sensibilización de todos los sentidos. Influye notablemente a parte de las personas, el ambiente y la puesta en escena del momento.

Beneficios del Masaje Erótico

-El masaje erótico aumenta el deseo de la pareja por tener sexo.

-Estimula las zonas erógenas para disfrutar de uno o más orgasmos.

-Desarrolla la imaginación en la relación sexual, rompe la monotonía y fomenta nuevas ideas que potencien un buen sexo.

-Mejora el riego sanguíneo en la zona masajeada, con lo que ayudamos a que la piel y otras partes del cuerpo sean más receptivas a los estímulos

-Relaja y permite apartar, aunque solo sea momentáneamente, los problemas y el estrés para disfrutar un excitante momento íntimo

-Prepara y excita a la pareja para una relación sexual, ya que el masaje es un estímulo prolongado.

-El masaje erótico impregna a la pareja de caricias placenteras que le dan sensación de bienestar.

Consejos para realizar un buen Masaje Erótico

La seducción es un componente básico para realizar un excitante masaje erótico. Para esto tampoco hay fórmulas, pero sí hay puntos básicos que se deben tomar en cuenta.

-Es importante elegir el momento: es algo esencial para dar un masaje, ya que las prisas o las interrupciones limitan el juego de sensaciones sexuales. Lo ideal es un lugar donde no nos puedan interrumpir.

-Crear un ambiente acogedor e íntimo, con una temperatura agradable y aromas suaves. Démonos un baño relajante; si eres mujer, agrega un poco de esencia de rosas, jazmín o canela para perfumar tu piel con un aroma tenue.

-Tengamos a mano aceites y lociones especiales para masaje.

El masaje erótico relaja los músculos, disipa presiones y sosiega nuestra mente, lo que nos ayudará a disfrutar más de este contacto sexual.

Con el masaje erótico buscamos relajar a la persona y, a la vez, excitarla.

Es conveniente empezar el masaje de los pies hacia la cabeza, y con una intensidad media, no muy fuerte que provoque dolor ni tan suave que la persona no lo sienta.

Las manos son fundamentales para este cometido y expresan ternura, cuidado, deseo y cariño; con ellas podemos jugar a crear sensaciones con distintos tipos de presión y movimientos.

La piel es el órgano sensorial más extenso del cuerpo. Juega un papel trascendental en el masaje erótico, ya que es el principal punto de contacto para empezar la seducción.

El papel de los amantes en la creación de Placer

Los amantes ceden desde el principio a este juego de caricias y besos. El masaje puede empezar aún cuando se está vestido. Acariciar el cuerpo sensualmente sobre la ropa crea sensaciones muy placenteras, sobre todo porque, en algunas ocasiones, se goza tratando de vencer la frontera de las ropas, tratando de adivinar lo que hay debajo de ellas. Aquí ya entran los juegos, deslizando los dedos por el cuerpo ajeno, levantando tímidamente la ropa, sin llegar a quitarla. Evitemos tocar los órganos sexuales al principio y disfrutemos descubriendo el cuerpo y descubriendo cómo se estremece la otra persona con esos primeros contactos.

Busquemos el contacto dulce, insinuante y cálido. Aunque no hay normas, existen recomendaciones para empezar un masaje erótico. Se aconseja empezar por las extremidades: primero las manos o los pies, luego la espalda, seguir por el pecho, los muslos y las ingles y al final los glúteos y genitales. Tenemos que “intentar” dejar el masaje de los genitales para el final; debemos pasar antes por las axilas, la cintura, los pies y las rodillas, que son muy sensibles a la estimulación. Utiliza tanto las manos, como la boca y la lengua. La boca es útil e inmejorable para estimular cualquier parte del cuerpo, porque la humedad que tiene estimula la excitación.

Las zonas erógenas no se limitan a los genitales; son las zonas más sensibles del cuerpo: la boca, el lóbulo inferior de la oreja, la nuca y el cuello, los pechos, los genitales externos, el perinéo, el ano y cualquier otra parte que resulte placentera al receptor.

No olvidemos que el masaje es un episodio de encuentro de placer para la pareja. Dejémonos llevar por ese flujo de sensaciones corporales y no nos obliguemos a seguir ningún guión preestablecido, aunque sea pactado por los practicantes.

Es muy importante en el masaje erótico dejar de hacerlo si aparece el hastío o el cansancio en alguno de los dos. Porque esto se está haciendo para disfrutar, no como una tarea a cumplir.

Disfrutar del Placer en todo momento

Es hora de ser un poco más atrevidos para acabar con la rutina y conquistar nuevas fronteras en el sexo, por ejemplo:

  • Demostrar nuestros deseos es la mejor manera de calentar los deseos de la pareja.
  • Recuperemos el espíritu sexual de cuando eramos jóvenes y sorprendamos a la pareja renovando el apetito sexual. No es malo decir ¡Quiero más sexo!.
  • No nos dejemos frenar por la vergüenza o ciertos prejuicios, si nos apetece, adelante, cumplamos los deseos sexuales de la pareja.
  • Confesémonos mutuamente las fantasías sexuales: con un poco de seducción accederemos más fácilmente a su realización. Lo fácil y divertido es cumplir deseos en la cama.
  • Pensar en el sexo nos hará desear tener más relaciones sexuales. La imaginación es libre para soñar con situaciones sexuales inusitadas. Si nos apetece, masturbémonos, solos o en pareja; eso nos hará tener más deseo de sexo con nuestra pareja.
  • No hacer el amor siempre de la misma manera: busquemos posturas diferentes para tener relaciones sexuales. Posturas, técnicas, trucos nuevos van a mejorar la vida sexual. Hacer lo mismo todos los días es aburrido, hay muchas posibilidades de abrir nuevas fronteras en el sexo.
  • Tener un orgasmo no es difícil de conseguir. El cuerpo humano está preparado para ser multiorgásmico. Es sólo cuestión de práctica; cuando lleguemos al clímax, no paremos, sigamos estimulándonos. Tal vez descubramos que somos multiorgásmicos, teniendo en cuentas las diferencias que hay entre hombre y mujer.
  • Los juguetes sexuales son muy divertidos y son un arma muy recomendable para reactivar la vida sexual y alcanzar cotas más altas de placer.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading ... Loading ...
4 Comentarios
  • [...] actividad sexual también es fundamental para estar saludables junto a nuestro sistema [...]

    • 2011.09.12 13:52, Tienda erótica Mimundosexy dice:

      Tal cual! coincido con lo que el post dice, un buen masaje hecho con amor, pasion, paciencia y dulzura es mágico… y nada mejor si previo a el disfrutamos de una buena cena con musica, velas y un delicioso vino tinto! ideal para salir de la rutina!

      • 2013.07.08 22:59, clarinda dice:

        los masajes en general son buenos y relajan, y estos que menciona estan mas enfocados al placer y me parece que es bueno para las parejas para que no caigan en la rutina y permanezca vivo ese deseo de estar con la otra persona.

        • 2013.07.14 10:31, Josep MasdeuBrufal dice:

          Hay un momento para cada cosa y tenemos que saber todos los momentos con la máxima intensidad que podamos, así nuestra vida será más satisfactoria.

        • 2013.09.01 20:37, MasajeParejas dice:

          Me gusta mucho el artículo, es verdad que los masajes eróticos son una forma de revitalizar la vida sexual con nuestra pareja, y al respecto quiero recomendaros que os deis un masaje erótico en pareja. A nosotros nos costó mucho decidirnos pero luego es una experiencia muy placentera y de la que puedes aprender un montón para aplicarlo después.

          Escribir un comentario