La detección y prevención del Cáncer de Mama

Los senos están formados de grasa, tejido conectivo y glandular. Tienen las glándulas que producen leche y estos conductos están junto con los vasos sanguíneos y linfáticos. Los tejidos mamarios están unidos con los ganglios linfáticos que están en la axila.

Las células cancerosas se expanden a otras zonas a través del sistema linfático.Cancer de mama

Una mamografía es una radiografía especial  que muestra imágenes de los tejidos blandos de las mamas, se la considera una de las pruebas más seguras y eficaces para detectar el cáncer de mama de forma preventiva, de ahí su importancia.

Esta prueba es indolora aunque puede resultar algo molesta para ciertas mujeres cuando se aplana la mama.

Con esta prueba, se pueden detectar bultos que salen en las mamas. Esta prueba da una imagen nítida y clara del interior de las mamas y detecta pequeños bultos, es incluso más eficaz que las palpaciones de los profesionales de la salud.

Cuando la prueba enseña que hay un bulto anormal en la mama, se pide una biopsia para determinar si es cáncer o no. Muchas veces independientemente del resultado de la biopsia, se aconseja la extracción del bulto por seguridad de la mujer.

Las mujeres con mayor riesgo de sufrir cáncer de mama, son las  mayores de 40 años, las que tienen antecedentes de esa enfermedad en la familia y las que, por situaciones personales, puedan desarrollar esta enfermedad. Se recomienda hacer mamografías anuales a todas las mujeres de 50 años y mayores, porque casi el 80% de los cánceres de mama se diagnostican en este grupo de edad.

Aunque la mamografía es una técnica efectiva, hay también algunos casos en las que se utilizan otras pruebas, como la resonancia magnética. La mamografía no siempre detecta tumores en mujeres jóvenes o cuando la firmeza de la mama es considerable.  Los ultrasonidos y la resonancia magnética son consideradas como una alternativa o complemento a la mamografía.

Otra alternativa a la mamografía es la termografía  que mide la inflamación que hay en el cuerpo. Esta prueba es eficaz para detectar áreas en las que se  forman células cancerígenas. Es más eficaz y menos invasor que la mamografía.

La mamografía busca cambios anatómicos en el pecho como masas o bultos. La termografía examina cambios circulatorios en el pecho, las áreas inflamadas, tienen una circulación elevada y puede detectar leves cambios fisiológicos que acompañan la enfermedad.

Muchos de los bultos en el seno no son cancerosos, sino benignos. Pero, a veces es necesario hacer una biopsia, que es tomar muestras y observarlas con un microscopio para confirmar que no se trata de cáncer.

La mayoría de estos bultos son provocados por fibrosis, quistes, o los dos.

Podemos detectar un cáncer de mama con una autoexploración en busca de algún bulto sospechoso o inusual.

Es mejor explorarte los senos el día en el que dejas de menstruar,  porque, antes, los pechos están hinchados y es difícil encontrar posibles bultos.

Además de los bultos hay otros síntomas que debéis vigilar. Como algún cambio en el pecho, que la piel se arrugue, se enrojezca o, se inflame, también la secreción, a través de los pezones de sustancias anormales.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de máximo 5)
Loading...
7 Comentarios
  1. octubre 23, 2013
  2. octubre 25, 2013
  3. octubre 26, 2013
  4. noviembre 12, 2013
  5. noviembre 13, 2013
  6. marzo 8, 2014
  7. marzo 18, 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR