El Sobrepeso y la Obesidad: un problema para la salud

La obesidad y el sobrepeso son problemas muy habituales en nuestra sociedad. Podemos calcular el índice de masa corporal que es un baremo establecido para saber cuál es nuestro estado en relación entre el peso y la talla que usamos normalmente y se calcula dividiendo nuestro peso en kilos por el cuadrado de nuestra talla en metros.Obesidad y Sobrepeso

Según la Organización Mundial de la Salud, si este índice es igual o superior a 25 fija que hay sobrepeso y si es igual o superior a 30 indica obesidad. Realmente no hay un peso ideal, pero sí un peso deseable. Cuidar el peso y conservarlo en unos límites normales es algo necesario para evitar el sobrepeso y sus inconvenientes.

Estos son uno de los problemas más comunes asociados al actual estilo de vida y son uno de los principales factores de riesgo de muchas enfermedades, respiratorias y cardiacas, algunos tipos de diabetes, la hipertensión, y algunos cánceres.

Causas del Sobrepeso

La causa principal de estos dos problemas es el desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas.

Además también están relacionados con un incremento en el consumo de alimentos hipercalóricos que son los que contienen más grasas, sal y azúcares y que son pobres en vitaminas, minerales y otros nutrientes y una disminución en la actividad física provocada principalmente por el sedentarismo.

Muchas veces los cambios en los hábitos de la alimentación y en la actividad física vienen determinados por cambios medioambientales y sociales relacionados con el progreso,   acompañados por una falta de políticas de ayuda a sectores como la salud, agricultura, transporte, urbanismo, medio ambiente, tratamiento, distribución y comercialización de alimentos y la educación.

Como prevenir la Obesidad y el Sobrepeso

El sobrepeso y la obesidad, y las enfermedades asociadas, pueden prevenirse. Desde nuestra perspectiva personal, podemos y debemos:

Seguir una dieta equilibrada con productos frescos y de temporada.

Cocinando platos sencillos, comiendo raciones moderadas.

Controlar el consumo de grasas, azúcares y sal.

Aumentar el consumo de frutas y verduras, tienen pocas calorías y muchos nutrientes y también comer legumbres, cereales integrales y frutos secos.

Beber mucha agua, todas las bebidas menos el agua contienen calorías. Moderemos el consumo de alcohol. Eso nos ayudará a reducir estómago.

Repartamos las comidas en 4 o 5 tomas durante el día, el desayuno es muy importante, tomemos refrigerios ligeros. Comamos despacio y sentados.

Hacer ejercicio físico habitualmente, según nuestras posibilidades. Caminar de promedio una hora diaria es el ejercicio más oportuno, porqué además genera gasto energético Vivamos una vida activa, seamos positivos y practiquemos relajación.

Durmamos lo suficiente, la falta de sueño favorece la obesidad. Y el estrés hace que comamos más de lo necesario.

Todas las personas con trastornos de alimentación, que además del sobrepeso y la obesidad, también comprenden entre las más conocidas, anorexia y bulimia, tienen una autoimagen muy rigurosa y estricta, reconocen, ellos, que tienen una debilidad hacia la comida, pudiendo llegar a desarrollar conductas extrañas, los anoréxicos, por ejemplo, ocultan alimentos, o comen a escondidas.

Síndrome del comedor nocturno

Además de las causas que he mencionado antes, hay estudios que también relacionan estos problemas con el cambio del ritmo día/noche, esto es aumentando el consumo de comida   durante la noche y reduciéndolo durante el día, surgiendo el llamado Síndrome del comedor nocturno.

Esto puede venir provocado por los horarios de trabajo, la incorporación de la mujer al mundo laboral,  y también a la falta de una política social  que permita una buena integración de la vida laboral y familiar, lo que ha provocado cambios en nuestros hábitos sociales, haciendo que la comida principal pase a ser la cena,  que es cuando se puede encontrar la familia, haciéndola más abundante, en lugar de la comida del mediodía.

Y también, porque en las personas, al contrario que en los animales, comer no es solo una necesidad fisiológica sino que es calificado como un acto social.

Más consejos para mantener la línea

Adelgazar en ocasiones no es fácil. No hay soluciones mágicas para perder el sobrepeso, el tratamiento para que sea eficaz y perdure, se basa en una correcta distribución del consumo calórico diario y con ejercicio físico.

La motivación es muy importante, y lo que nos hace cambiar conductas no es la razón sino los sentimientos, en las mujeres también influye el factor estético, aunque a veces el metabolismo estrogénico dificulte los cambios deseados. En los hombres nos motivan más los riesgos que afectan a la salud.

Las comidas, debemos hacer un desayuno completo y  una cena a base de verduras o ensaladas ricas en fibra, proteínas como una corte de jamón york, atún, etc. El resto de comidas deben ser equilibradas, a media mañana tomar fruta o un pequeño bocadillo o yogur, la comida del mediodía, que es la principal contiene más alimentos, pero controlando las calorías, los hidratos de carbono, grasas, pan, salsas, etc.

Evitemos tóxicos  como el tabaco y el alcohol. El consumo moderado de café y vino se recomienda en la dieta mediterránea.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
10 Comentarios
  1. febrero 27, 2015
    • febrero 27, 2015
  2. febrero 27, 2015
    • febrero 27, 2015
  3. marzo 8, 2015
    • marzo 8, 2015
  4. abril 24, 2015
  5. julio 27, 2015
    • julio 28, 2015
  6. noviembre 18, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR