El Nervio Vago y su Influencia en la Salud

Es el décimo de los doce pares de nervios craneales, también llamado “Nervio vago” o  “Nervio de la Compasión” y envía continuamente información sensorial sobre el estado de nuestros órganos al cerebro. Es uno de los nervios más largos del cuerpo, ya que va desde el cerebro hasta el colon.El sexto sentido, la Intuición o percepción Extrasensorial

Los nervios craneales están relacionados con actividades motoras y sensoriales de la cabeza.

Funciones del Nervio Vago

El nervio vago ayuda a regular los latidos del corazón, controla el movimiento muscular, mantiene nuestra respiración y transmite una variedad de sustancias químicas a través del cuerpo. Es responsable de mantener el tracto digestivo en buen funcionamiento, contrayendo los músculos del estómago y los intestinos para ayudar a procesar los alimentos, envía información sobre lo que se digiere y lo que sale del cuerpo.

Este nervio hace que podamos relajarnos después de un estado de alteración, tener una buena digestión o recuperar el sueño. En el intestino tenemos el mayor número de células del sistema inmunitario, por eso la activación de este nervio aumenta las funciones inmunitarias y también las antiinflamatorias, reduce la frecuencia cardíaca por la liberación de la acetilcolina, que fue el primer neurotransmisor reconocido por los científicos a principios del siglo pasado.

Este neurotransmisor es un tranquilizante natural que podemos  gestionar sencillamente respirando intensamente con exhalaciones largas.

El nervio vago, es un nervio craneal que tiene varios brazos que se separan en dos ramas,

  • Nervio vago izquierdo
  • Nervio vago derecho,

que bajan hacia las vísceras del abdomen pasando por los diferentes órganos que halla en el camino.

Envía información sensorial del estado de los órganos al cerebro.

Ayuda la comunicación y asimismo está relacionado con un neurotransmisor que interviene en la confianza y el vínculo materno.

Los mensajes que envían los neurotransmisores también van de la mente a través del nervio vago hacia los órganos para indicarles que estamos en calma o en una situación de peligro, para prepararnos  para afrontar o huir de la situación.

Nuestro sistema nervioso autónomo está formado de dos sistemas opuestos que envían información constantemente a nuestra mente.

  • El sistema nervioso simpático se alimenta de adrenalina y cortisol y es parte de la respuesta de lucha o huida. nos prepara para la acción. Estimula las glándulas suprarrenales y la sudoración.
  • El sistema nervioso parasimpático, regula los órganos internos del descanso, de la digestión y de lo que nos pasa cuando nuestro cuerpo está tranquilo.

Cómo estimular el nervio vago

Si bien no podemos controlar el nervio directamente, sí hay muchas maneras que ayudan a estimular el nervio y que son:

  • Aguantar la respiración.
  • Ponernos un paño húmedo y fresco en la cara.
  • Presionarnos vigorosamente sobre los ojos.
  • Beber un vaso de agua fría deprisa.
  • Tumbarnos con la cabeza hacia abajo.
  • Contraer el abdomen.
  • Inspirar profundamente hinchando el vientre para oxigenar la sangre.
  • La relajación y la meditación.

Los resultados de esta estimulación pueden ser asombrosos si lo practicamos cuando nos sentimos estresados o en un momento de agobio.

Además la estimulación a largo plazo del nervio vago consigue reparar algunos órganos, disminuye la presión arterial, mejorando el ritmo cardíaco aumenta el volumen del cerebro, mejora la función inmune, arregla el sistema nervioso, reduce la ansiedad, el estrés y la depresión.

Cuando envejecemos, nuestro sistema inmune causa más  inflamaciones y el sistema nervioso genera estrés, es la forma en que el sistema inmune responde a la mente.

El sistema inmune y el nervio vago

Nuestro sistema inmune es controlado por el nervio vago.

El nervio vago controla las células de nuestra médula que pueden convertirse en células del hígado, el intestino, los pulmones o la piel.

Trabajar nuestra mente y emociones con prácticas positivas, como la meditación o equivalentes, ayudan a la salud y la longevidad de la vida.

Nuestro cuerpo tiene la capacidad de autorregularse, repararse, regenerarse y prosperar, siempre y cuando aprendamos a trabajar con nuestro cuerpo y no contra él.

La estimulación “selectiva” del nervio vago se utiliza en algunos tratamientos médicos, para personas que tienen depresiones, o en algunos casos para tratar la epilepsia.

Si sentimos una ansiedad aguda o tenemos mucho estrés, aprender técnicas de estimulación del nervio vago nos puede ser de mucha ayuda.

Como que el nervio vago pasa por la garganta, si el nervio se daña puede producirnos problemas para hablar y tragar. También nos puede causar problemas digestivos, perdida del apetito o su contrario, sentirnos por poco que comamos.

Si el nervio vago se inflama, podemos tener, náuseas, ardor de estómago, mareos, dolor de cabeza, taquicardia, dolor y rigidez en el cuello, vómitos o lo que se llama “crisis vagal”, que se exterioriza con  síntomas como, una gran sudoración, tez pálida, malestar general, e  incluso, desmayos.

Cada trastorno, necesita un cuidado concreto.

No sé si con este artículo os he ayudado a entender mejor nuestro cuerpo o lo complico, pero nuestro es así y así funciona.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votos, media: 4,63 de máximo 5)
Loading...
106 Comentarios
  1. diciembre 12, 2014
    • diciembre 12, 2014
      • diciembre 13, 2014
        • diciembre 13, 2014
      • julio 17, 2015
        • julio 17, 2015
      • enero 31, 2016
      • junio 11, 2016
  2. diciembre 12, 2014
    • diciembre 12, 2014
      • junio 3, 2016
  3. diciembre 12, 2014
    • diciembre 12, 2014
      • abril 27, 2016
        • abril 30, 2016
  4. diciembre 12, 2014
    • diciembre 12, 2014
  5. diciembre 12, 2014
    • diciembre 12, 2014
    • diciembre 13, 2014
  6. diciembre 13, 2014
    • diciembre 13, 2014
  7. diciembre 13, 2014
    • diciembre 13, 2014
  8. diciembre 13, 2014
    • diciembre 14, 2014
  9. diciembre 14, 2014
  10. diciembre 25, 2014
    • diciembre 25, 2014
  11. enero 5, 2015
    • enero 5, 2015
  12. febrero 9, 2015
  13. febrero 22, 2015
    • febrero 22, 2015
      • febrero 25, 2015
        • julio 3, 2015
        • julio 3, 2015
        • julio 3, 2015
        • julio 5, 2015
  14. marzo 22, 2015
  15. abril 14, 2015
    • abril 14, 2015
  16. junio 2, 2015
    • junio 4, 2015
      • junio 5, 2015
        • junio 5, 2015
        • junio 5, 2015
        • junio 6, 2015
        • junio 8, 2015
        • junio 8, 2015
  17. junio 9, 2015
    • junio 9, 2015
      • junio 19, 2015
        • junio 19, 2015
      • julio 27, 2015
        • julio 27, 2015
  18. julio 28, 2015
    • julio 28, 2015
  19. julio 29, 2015
  20. agosto 7, 2015
    • agosto 7, 2015
    • junio 26, 2016
  21. octubre 2, 2015
    • octubre 3, 2015
    • junio 30, 2016
  22. octubre 13, 2015
  23. enero 7, 2016
    • enero 9, 2016
  24. enero 10, 2016
  25. enero 19, 2016
    • enero 19, 2016
  26. enero 24, 2016
  27. enero 26, 2016
    • enero 26, 2016
  28. enero 27, 2016
    • enero 27, 2016
  29. enero 28, 2016
    • enero 29, 2016
  30. enero 30, 2016
    • enero 30, 2016
      • marzo 10, 2016
        • marzo 11, 2016
        • marzo 12, 2016
        • marzo 12, 2016
  31. marzo 9, 2016
    • marzo 11, 2016
  32. marzo 20, 2016
    • marzo 20, 2016
      • marzo 21, 2016
  33. marzo 21, 2016
  34. abril 18, 2016
    • abril 18, 2016
      • abril 27, 2016
        • abril 30, 2016
  35. abril 27, 2016
  36. abril 27, 2016
    • abril 30, 2016
  37. mayo 1, 2016
    • mayo 1, 2016
      • agosto 9, 2016
  38. mayo 20, 2016
  39. julio 8, 2016
  40. agosto 22, 2016
  41. octubre 6, 2016
  42. noviembre 18, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR