Síndrome de Down: para vivir con Normalidad

En medio de toda la información que nos llega, en un primer momento es conveniente guardar un sitio para los propios padres, reflexionar y situar la nueva vida en el lugar que le corresponde; ser conscientes que nada ha acabado; por el contrario, algo ha empezado y dicho comienzo se ha de procurar que empiece bien.

Los padres de hijos con síndrome de Down, en su papel de defensores comprometidos de sus hijos, han buscado siempre con las terapias alternativas mejorar su función cognitiva y física. Entre ellas, las más frecuentes han sido los suplementos de tipo nutritivo, otra estrategia interesante puede ser el masaje en cualquiera de sus vertientes: reflexología, relajante, estimulantes, etc.Vivir con Sindrome de Down

Como consecuencia del desequilibrio cromosómico, se presentan una serie de anomalías, muchas de las cuales son previsibles y evitables, o al menos tratables.

El primer principio para estas personas es aceptar el derecho a gozar de la mejor salud posible.

El segundo principio es que su buena salud física y bienestar corporal influirán notablemente en el avance de sus adquisiciones mentales y aprendizaje.

Una buena predisposición hacia el aprendizaje requiere una buena salud. La actitud de los padres frente algunos médicos que se abstienen de tomar decisiones para mejorar su salud ha de ser firme, ya que necesitan con mayor urgencia que se les corrijan las anomalías que posean para sentirse bien.

Es necesario comprender que resulta más beneficioso evitar que aparezca una alteración o enfermedad, que hacerlo cuando ya está en fase avanzada. Por eso es esencial la prevención que desde la Naturopatía podemos ofrecerles.

Con ello no intentamos alcanzar lo inalcanzable, pero sí conseguir lo conseguible. No más, pero tampoco menos.

Cuestiones a considerar para el Síndrome de Down

Tienen importancia los servicios rutinarios de salud que han de ser tenidos en cuenta en un programa integrado de conservación de la salud.

Se les deben aplicar exámenes y exploraciones específicos a fin de detectar las anomalías que posteriormente puedan dañar excesivamente su salud, conociendo qué  enfermedades pueden aparecer a cada edad.

Aquí podemos aplicar una máxima de la Naturopatía y es que debemos atender a la persona en su conjunto, por eso también es importante el bienestar mental y social.

El éxito de estos puntos solo se conseguirá con la implicación máxima desde el propio interesado: los padres, el médico, el naturópata y los agentes sanitarios y sociales.

Para las personas con síndrome de Down como para los padres, tener acceso a programas educativos que les garanticen las oportunidades de un aprendizaje apropiado de forma continuada, supone superar una serie de retos que se van a prolongar durante esta etapa.

Hemos de tener en cuenta que su aprendizaje es más lento. Debemos enseñarles muchas más cosas; también debemos ir paso a paso en el aprendizaje, teniendo en cuenta las características de cada individuo. No cabe una actitud pasiva, sino que el educador debe estimular, activar y buscar alternativas que les motiven.

La mejor estimulación y la primera que le debemos dar es un segundo de tu mirada; esto hará que aquella palabra que se quedó en los labios sin poder salir, un “te quiero”,  te la arranque en ese preciso momento.

Superado este primer paso todos los demás métodos que apliques veras como su eficacia y puesta en marcha por tu parte te resultarán más sencillos.

Buenas prácticas a tener en cuenta:

Posibles soluciones a la características del niño con síndrome de Down: 

  • Debemos brindarle mayor número de experiencias y muy variadas para que prenda lo que le enseñamos.
  • Trabajar con él durante periodos cortos y prolongarlos poco a poco.
  • Motivarlo con alegría y con objetos llamativos y variados para que se interese en la actividad.
  • Ayudarle y guiarle a realizar la actividad hasta que la pueda hacer solo.
  • Repetir muchas veces las tareas ya realizadas para que recuerde como se hacen y para qué sirven.
  • Conducirle a explorar situaciones nuevas para tener iniciativas.
  • Darle la oportunidad de resolver situaciones de la vida diaria, no anticipándonos, ni respondiendo en su lugar.
  • Decirle lo mucho que se ha esforzado o que ha trabajado y animarle por el éxito logrado.
  • Planear actividades en las que él sea intervenga o sea la persona principal.
  • Seleccionar y repartir las tareas en el tiempo para que no le agobien ni cansen.

En Naturopatía también damos soporte a los padres y familiares para que, desde el primer momento del conocimiento del hecho hasta la más avanzada de las situaciones, podamos orientarles y pongamos en práctica toda una serie de actuaciones tanto de carácter físico como de apoyo mental. Así, lograrán que la vivencia personal junto a los suyos sea lo más placentera, beneficiosa y positiva posible.

Atrévete a consultar con un Naturópata; lo natural y sencillo siempre prevalece sobre lo complicado y demasiado manipulado.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

Tags:, , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *