Dejar de Fumar de Forma Natural: un Reto Posible

Hasta no hace mucho se fumaba en hospitales y todavía lo hacen médicos, enfermeras, científicos, químicos, etc.; también lo hacen personas con coeficientes intelectuales de altos.

Es un hecho real; así lo afirman muchas personas y es que es un auténtico reto dejar de fumar naturalmente ya que es una de las tareas más delicadas de sobrellevar, pero no es imposible. Hágalo bien: lo que no sepa, se aprende y verá cómo sí se puede.

Dejar de fumarEl tabaco acarrea consecuencias graves para nuestra salud de todos nuestros conocidos: enfermedades respiratorias graves, cáncer de la garganta y de pulmón, problemas cardíacos y circulatorios, etc.

Cómo dejar de Fumar de Forma Natural

Quienes buscan dejar de fumar de forma natural es porque están en contra de los productos “alternativos” a los cigarrillos o sencillamente no quieren someterse a los síntomas que acarrea su utilización como son: mareos, problemas para dormir o dolores de cabeza. Al querer  dejar de fumar de manera natural las probabilidades de éxito son más grandes.

No importa cuánto se fuma o desde cuándo, nunca es tarde para dejar de fumar. El riesgo de desarrollar una enfermedad grave disminuye considerablemente después de dejar de fumar.

Para dejar de fumar de forma natural y progresiva, conviene planificar un plan y seguirlo al pie de la letra. Esto significa  que se debe reducir progresivamente el número de cigarrillos fumados diariamente; se tiene que ayudar al cuerpo supliendo la ausencia de nicotina. Para eso, primero se debe reducir el estrés para bajar la necesidad de fumar.

Da igual la manera o si decide que le ayude alguien que no sabe, todo depende de cómo que quiera que sea: fácil o difícil.

También se debe aumentar el consumo de frutas dulces, ya que, al reducir la cantidad de nicotina, hay menos azúcar en la sangre. La fructosa que se consuma en la dieta debe compensar esta bajada de azúcar, controlando los problemas de sobrepeso. Por otro lado, el tabaco reduce la vitamina C en el organismo de quien fuma, por ello conviene consumir  cítricos.

Dentro del apartado de remedios caseros, se puede considerar que -aparte de la voluntad, el deseo, mucha agua y caminatas al aire libre- haya una receta casera a base de té de tabaco. Sacar el tabaco de dos cigarrillos, hervir una taza de agua y verter el tabaco dentro, colar y dejar enfriar, beber uno o dos sorbos pequeños, con cuidado de no beber más, ya que le puede causar vómitos. Durante unos cuantos días va a sentir un rechazo enorme por el cigarrillo.

Cuando se deja de fumar se descubren otros placeres que se habían olvidado. Los olores de los perfumes, el sabor de los alimentos, la sensación de respirar mejor, y sobretodo el sentimiento de éxito personal al liberarse de un vicio.

Hay que prepararse para dejar de fumar y hay que eliminar los reflejos condicionados. Dejar de fumar no es solamente una falta de voluntad ya que esta puede activarse con ayuda de la acupuntura y la auriculoterapia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
7 Comentarios
  1. diciembre 19, 2011
  2. mayo 20, 2013
  3. mayo 21, 2013
  4. agosto 10, 2013
  5. agosto 10, 2013
  6. diciembre 23, 2014
    • diciembre 25, 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR