Cuidados necesarios para convivir con la Diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica, un desorden metabólico, que se genera cuando nuestro cuerpo no puede  producir suficiente insulina o utilizarla adecuadamente.  La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del cuerpo, donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, dejando que ésta circule por la sangre (hiperglucemia) y perjudicando los tejidos con el tiempo.Cuidar la Diabetes

Las personas con diabetes pueden tener problemas graves de salud si no se cuidan bien. Unos niveles siempre altos de glucemia pueden provocar enfermedades, que nos afectarán al corazón y los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios, además, de tener un mayor riesgo de desarrollar infecciones. Conservar los niveles de glucemia, de tensión arterial y de colesterol,  puede ayudarnos a retardar o prevenir problemas diabéticos.

Podemos cuidar los niveles adecuados de glucosa en la sangre con un método que se basa en tres partes, que son

  • Seguir una dieta personalizada con alimentos naturales y sanos
  • Hacer ejercicio físico regularmente
  • Llevar un control médico regular

Todo esto tiene que ir acompañado por un orden muy estricto en los horarios.

Lo que comamos y cuándo lo hagamos estará relacionado con el horario de la medicación. Se aconseja hacer un esquema a modo de dietario para seguir un orden necesario.

Tipos de Diabetes

Hay tres tipos principales de diabetes:

  • diabetes tipo 1, se identifica con la necesidad de insulina, afectando a niños y jóvenes, surge de manera desigual y rápida y se relaciona a síntomas como beber mucho, orinar con frecuencia y perder peso.
  • diabetes tipo 2, afecta más a personas a partir de 30 años y con más abundancia en los de 60 años, es más tranquila, con pocos síntomas, se descubre muchas veces de  forma casual y puede permanecer desconocida años.
  • diabetes mellitus, se produce por un cambio del metabolismo de los carbohidratos, apareciendo demasiado azúcar en la sangre y en la orina. Cerca del 50% de los casos no se llega a diagnosticar.

Ante esta enfermedad podemos sentirnos  agobiados, tristes o incluso enfadados, he aquí unos consejos sobre cómo hacerle frente y cómo alimentarnos bien y mantenernos activos.

Consejos para convivir con la Diabetes

El estrés puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre. Controlémoslo con relajación, o realizando actividades que nos resulten placenteras. También esto nos puede ayudar si nos sentimos deprimidos y no dudemos en buscar ayuda si vemos que nos sobrepasa la situación.

Hagamos un plan de alimentación con la ayuda de un profesional de la salud.

La dieta debe incluir alimentos de todos los grupos (carbohidratos, proteínas y grasas) y debe ser atractiva y apetitosa para que se pueda seguir más fácilmente. Es bueno consultar con un nutricionista para ajustar las recomendaciones a cada persona.

Es mejor evitar el azúcar, los dulces, golosinas y otros, porque aumentan rápidamente el nivel de azúcar en sangre, aportando muchas calorías, hidratos de carbono simples y llevan pocos nutrientes.

Consumamos alimentos bajos en calorías, grasas saturadas, grasas trans, azúcar y sal.

Consumamos alimentos con más fibra, como cereales, pan,  o pasta integrales.

Consumamos frutas, vegetales, granos y leche, mejor leches vegetales y quesos sin grasa.

Bebamos agua en lugar de jugos u otras bebidas.

Es aconsejable reducir el consumo de sal, porque los diabéticos tienen propensión a la tensión alta.

Cuidemos las porciones y pongamos en el plato, la mitad de frutas y verduras, una cuar a parte  con una proteína baja en grasa como alubias, o pollo o pavo sin piel, y el resto del plato con un cereal, como arroz o pasta siempre, integral.

El ejercicio debe estar ajustado a nuestro estado de salud. Y la vestimenta no ha de molestarnos ni producirnos roces  así como ser de materiales lo mas naturales posibles. También tenemos que informarnos si podemos hacer ejercicio con los niveles altos de azúcar.

Procuremos caminar, 10 minutos, 3 veces al día. También tenemos que intentar aumentar nuestra fuerza muscular. Bien con ejercicio físico controlado o haciendo actividades diarias que requieran un cierto esfuerzo, también controlado.

Cuidemos el peso saludable con la alimentación y haciendo ejercicio físico.

No nos descuidemos la medicación recetada, para encontrarnos bien.

Exploremos los pies todos los días para ver si hay heridas, ampollas, manchas rojas o inflamaciones.

Mantengamos la higiene bucal y los dientes, la boca y las encías sanos.

Dejad de fumar, si lo hacéis, buscad ayuda para ello.

El consumo de alcohol no es aconsejable, porque se transforma en glucosa.

Llevemos un control del nivel de azúcar en la sangre y de la presión arterial.

La diabetes gestacional es la que aparece por primera vez cuando la mujer está embarazada y desaparece cuando el bebé nace, pero aumenta el riesgo de tener esta enfermedad más adelante.

Si una mujer, ya tiene diabetes antes de quedar embarazada, debe controlar sus niveles de glucosa durante el embarazo, esto puede hacerse tal como indico más arriba con una cuidada alimentación, ejercicio físico y un buen control médico.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
3 Comentarios
  1. noviembre 5, 2014
  2. marzo 14, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR