Cuando falla nuestro YO, se produce Vacio Emocional

Hay personas que expresan que sienten un vacío, queriendo decir que les falta algo, una necesidad emocional no cumplida que produce un vacío interior que ha de ser satisfecha. Esto provoca un estado de insatisfacción que intentan satisfacer: comiendo, con drogas, sexo, compras, etc., lo que en ese momento les produce un beneficio momentáneo que les ayuda a controlar esa sensación. Pero, al poco rato este estímulo desaparece y aparece muchas veces, un remordimiento y la culpa por lo que han hecho.Emociones y Salud

La falta de amor o afecto de los padres hacia los hijos, o privarlos de estos sentimientos, puede acarrear: hostilidad, indiferencia o rechazo, cualquiera de ellos crea un desajuste psicológico y social en los niños. Pero todos tenemos una resistencia que nos hace superar situaciones adversas a través de factores internos y externos, como: el carácter, la capacidad intelectual, la familia y la ayuda exterior como amigos, familiares o compañeros.

Hay cosas que nos mueven en la vida: querer ser alguien especial,  dejar atrás el pasado, ser mejor persona cada día, trabajar en lo que nos gusta, ayudar a los que me necesitan, etc. siempre hemos de tratar que nuestra vida tenga un aliciente, no este vacía.

Para superar los vacíos, la solución no está en esquivar lo que nos está pasando, está en tratar esos vacíos emocionales porque son pequeños traumas escondidos dentro de nuestro inconsciente.

Por lo general, cuando sentimos emociones positivas nuestra vida, sentimos que funciona, pero cuando las emociones son negativas nuestra vida pierde el esplendor, así de simple.

¿Cuál es nuestro vacío emocional?

Cuando no dormimos tenemos sueño, cuando no comemos tenemos hambre, cuando no bebemos tenemos sed y cuando no nos sentimos queridos, escuchados o admirados, nos sentimos mal, estamos vacíos emocionalmente.

Uno de los puntos donde más nos puede afectar este vacío es con la comida.

El hambre emocional podemos definirlo como el hambre que tenemos cuando en realidad no tenemos hambre, pero sí carecemos de otras cosas.

Es costumbre premiar a los niños con un dulce, cuando han hecho algo bien o les queremos demostrar cariño, o castigarles sin cenar si han tenido una mala conducta.

Estas pautas de conducta se guardan en nuestro subconsciente y nosotros, de adultos, nos premiamos o nos refugiamos en la comida,  cuando estamos tristes, o solos, etc.

Hay alimentos ricos en grasas y azúcares aumentan el nivel de ciertas  sustancias químicas en nuestro cuerpo que nos producen una sensación de satisfacción y resultado, pero como he comentado anteriormente desaparece rápido, generándose una sensación de fracaso que nos incita las ganas de comer de nuevo.

El hastío, la ansiedad, los nervios, se calman de momento comiendo, pero, de nuevo la sensación de fracaso nos hace sentir mal.

Las dietas muy restrictivas, producen el efecto rebote. Una vez que se abandonan, el cerebro reacciona queriendo comer todos lo que estaba prohibido en la dieta.

No es la emoción la que nos causa el problema, sino la dificultad para expresarla y soltarla y actuar de una forma sana y dúctil. Lo que debemos hacer es vaciar la pena, aceptar la situación ante algo que es superior a nosotros.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 3,67 de máximo 5)
Loading...
39 Comentarios
  1. septiembre 29, 2013
    • septiembre 29, 2013
  2. septiembre 29, 2013
  3. septiembre 30, 2013
  4. octubre 1, 2013
  5. octubre 1, 2013
  6. octubre 4, 2013
  7. octubre 4, 2013
  8. octubre 4, 2013
  9. octubre 10, 2013
    • marzo 25, 2015
      • marzo 28, 2015
        • marzo 28, 2015
        • marzo 29, 2015
  10. octubre 19, 2013
  11. octubre 20, 2013
  12. noviembre 29, 2013
  13. diciembre 10, 2013
  14. diciembre 10, 2013
  15. diciembre 11, 2013
  16. enero 12, 2014
  17. enero 13, 2014
  18. enero 18, 2014
  19. enero 18, 2014
  20. enero 18, 2014
  21. junio 21, 2014
  22. junio 24, 2014
  23. agosto 21, 2014
  24. agosto 21, 2014
  25. noviembre 10, 2014
  26. junio 15, 2015
    • junio 15, 2015
  27. noviembre 14, 2015
  28. diciembre 9, 2015
  29. enero 1, 2016
    • enero 3, 2016
    • julio 21, 2016
  30. octubre 12, 2016
  31. noviembre 18, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR