Cómo Afirmar nuestra Personalidad

Para afirmar nuestra personalidad es bueno convivir con personas con las que nos sintamos bien, a las que amamos y queremos, que nos mejoran en el día a día, nos apoyan  y  ayudan a que consigamos lo que queremos ser y recíprocamente.

Afrontemos los problemas sin dilación, según cómo actuemos y los solucionamos así nos valoraran. Los problemas no desaparecerán si no los solucionamos. Tenemos que hacer lo que podamos, cuando podamos, ser conscientes de ello y reconocerlo para nuestro interior.Aumentar la autoestima

Actitudes y consejos para Afirmar nuestra personalidad

No nos engañemos nosotros mismos, sepamos reconocer lo que está bien y lo que tenemos que cambiar y actuemos en consecuencia.

Busquemos la felicidad y démosle la importancia que se merece. Si no nos valoramos, nos cuidamos y nos afirmamos nosotros mismos, estamos perjudicándonos. Primero debemos satisfacer nuestras necesidades, después podremos ayudar mejor a quienes nos necesitan

Seamos nosotros, genuinos y con orgullo. Querer ser otra persona es desaprovechar lo que somos, seamos sinceros con nosotros y si no podemos poner el corazón en lo que queremos, desistamos.

Vivamos el presente. El presente es lo único que existe. Aprendamos a vivir “aquí y ahora” y a sentir lo que nos pasa cada momento.

Aprendamos de nuestros errores. Los errores son aceptables, son la base de nuestro progreso. Si no fracasamos de vez en cuando, no lucharemos lo suficiente y no aprenderemos para seguir adelante.

Seamos nuestro propio amigo. Tal como nos tratamos es la imagen  que ofrecemos a los demás.

Disfrutemos lo que tenemos. A veces creemos que solo seremos felices cuando lleguemos un nivel más alto en la vida. Pero esto puede necesitar un tiempo antes de alcanzarlo y si no estamos alerta podemos pasarnos la vida trabajando y buscando algo nuevo sin disfrutar lo que tenemos ahora.

Prefiramos la felicidad y dejemos que el optimismo nos acompañe. La felicidad está donde y cuando la busquemos.

Demos una oportunidad a nuestras ideas y sueños. Estemos preparados para dar el siguiente paso.

Inspirémonos en otros, aprendamos de ellos, pero sepamos  que competir contra ellos puede ser una pérdida de tiempo. Estamos en competencia con nosotros mismos, para conseguir lo mejor de nosotros.

Valoremos y respetemos a los demás y hagámoslo saber y alegrémonos por ellos.

Cuando las cosas van mal y estamos hundidos, respiremos profundamente y busquemos el lado positivo, dando la vuelta al momento. Cree que puedes y te vas a sentir mejor. Y permanece consciente de tus bendiciones y victorias – todas las cosas en tu vida que están bien. Concéntrate en lo que tienes, no en lo que no tienes.

Sepamos perdonarnos  nosotros y también a los demás. El perdón es una buena enmienda, porque así apartamos el odio y el dolor.

Ayudemos a los que están con nosotros. El amor y la bondad generan amor y bondad.

Comentemos nuestras opiniones con los que tenemos cerca, sin dejar de lado nuestra propia intuición. Samos fieles a nosotros mismos.

Sepamos cuando tenemos que bajar el ritmo y descansar.  Cuando estamos activos, un breve receso nos puede reforzar la mente y aumentar nuestro rendimiento.

Apreciemos el encanto de los pequeños momentos, busquemos la felicidad en las pequeñas cosas de cada día, esos pequeños placeres que mejoran nuestra calidad de vida.

Aceptemos las cosas como son. Es mejor esta aceptación, que buscar un ideal imposible.

Luchemos y trabajemos por las metas que perseguimos cada día. Cualquier sueño, empieza con un deseo que poco a poco va tomando forma con trabajo e ilusión.

Vamos a responsabilizarnos de nuestra vida, de nuestras decisiones y errores y esto nos ayudara a mejorar. No hacerlo es optar por una vida de existencia.

Cultivemos la alegría positiva y limpia.

Centrémonos aquello que podemos controlar.- No puedes cambiar todo, pero siempre se puede cambiar algo. Perdiendo tu tiempo, talento y energía emocional en las cosas que están fuera de tu control es una receta para la frustración, la miseria y el estancamiento. Invierte tu energía en las cosas que puedes controlar y actúa sobre ellas ahora.

La mente tiene que creer que puede hacer algo antes de hacerlo realmente. Sustituyamos los pensamientos negativos por pensamientos de poder. No podemos controlar todo lo que nos pasa, pero si podemos controlar cómo reaccionar ante las cosas.

Estemos agradecidos por todo lo que tenemos, nuestra actitud es fundamental para estar bien y mejorar.

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 de máximo 5)
Loading...
18 Comentarios
  1. mayo 18, 2014
  2. mayo 18, 2014
  3. mayo 19, 2014
  4. mayo 21, 2014
  5. mayo 21, 2014
  6. mayo 21, 2014
  7. mayo 25, 2014
  8. mayo 26, 2014
  9. agosto 14, 2014
  10. agosto 14, 2014
  11. agosto 14, 2014
  12. agosto 14, 2014
  13. agosto 14, 2014
  14. agosto 14, 2014
  15. enero 6, 2015
    • enero 11, 2015
  16. abril 13, 2015
    • abril 13, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR