Agua embotellada, es realmente buena?

Agua embotelladaEl agua embotellada nos la presentan como un producto bueno para nuestra salud y un elemento de calidad de vida, de un cierto nivel de vida y que es cuidadosa con el medio ambiente.

Este sector está creciendo muy rápidamente en todo el mundo, siendo el negocio más próspero actualmente, pero también es uno de los menos regulados, lo que da lugar a situaciones auténticamente escandalosas.

En los años 70, el volumen anual de agua embotellada que se comercializaba en el mundo rondaba los 1.000 millones de litros. En la década siguiente se dobla el consumo y a partir  de 1990 el crecimiento se dispara.

En el año 2000 son miles de millones los dineros que gastamos en la compra de esta agua y no para de aumentar a un promedio aproximado del 10% anual.

Las fábricas embotelladoras, algunas cogen el agua, que embotellan, de la misma red de agua que llega al público. En ciertos casos, le agregan una cantidad de minerales, así la llaman “agua mineral”,  aumentando su precio y siendo uno de los mayores negocios del mundo.

Se pagan en muchos casos hasta 10.000 veces más por cada litro de agua embotellada que la que se paga por el agua de grifo.

Estas empresas  buscan nuevas fuentes hídricas para cubrir sus ambiciosas necesidades de negocio, comprando continuamente derechos de agua a los agricultores y una vez que los agotan los abandonan creando diferentes  problemas ecológicos.

Estas industrias embotelladoras dicen ser respetuosas con el medio ambiente pero no es así, pues usan el agua de una forma poco considerada y además el 90 % de los envases que utilizan son de plástico.

El derroche energético también es importante, sirva como ejemplo que para producir el agua embotellada que se consume en Estados Unidos se necesitan quemar 1,5 millones de barriles de petróleo, cantidad suficiente para alimentar los motores de 100.000 coches durante un año. En España son unos 330.000 barriles de petróleo lo que supone el gasto de unos 22.000 coches.

“El agua embotellada utiliza mucha más energía que la del grifo tanto en la producción como en el transporte y el agua del grifo sirve para algo más que para ducharse o lavar los platos”.

Es hora que se acabe este deshonesto negocio y que tenga una regulación mucho más exigente que la actual en el apartado económico, sanitario y medio ambiental.

El agua embotellada, en muchos casos no es ni mineral, ni mineralizada, es simplemente agua potable, y suele ser vendida a precios altos.

No es más saludable que el agua del grifo, no hay prueba alguna de que el agua embotellada sea mejor que la del grifo, en ambos casos es agua filtrada y el agua potable es regulada.

El agua embotellada genera mucha basura,  si bien el plástico de las botellas es de buena calidad, y  se recicla, el 80%. se acumula grandes cantidades en basureros y esparcidas por la naturaleza. El plástico no es biodegradable, se degrada al cabo de miles de años.

El agua embotellada significa menos atención a los sistemas públicos, muchos de los que consumen agua embotellada, es porque no les gusta el sabor del agua de grifo, o porque tienen dudas sobre su potabilidad.

La privatización del agua, el agua que sale del gripo suele estar privatizada.

Para evitar el mal sabor hay filtros que  no son caros. Y el agua que nos van a brindar no va a ser tan diferente de la embotellada.

Creéis que se debe consumir agua embotellada?

JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
6 Comentarios
  1. junio 25, 2012
  2. junio 28, 2012
  3. junio 28, 2012
  4. junio 28, 2012
  5. noviembre 13, 2012
  6. noviembre 13, 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR